La cromoterapia

Es bien conocido el hecho de que los colores influyen en nuestro estado de animo (los expertos en publicidad lo saben mejor que nadie). Y del mismo modo que influyen en nuestro bienestar psíquico, los colores pueden intervenir también en nuestra fisiología, por lo que podrán ser usados como recurso terapéutico.

La conexión que existe entre el cuerpo y la mente es un hecho conocido, aunque los mecanismos íntimos que la expliquen no lo sean tanto. Lo mismo sucede con los colores, cuya influencia en el ser humano es clara y está ampliamente documentada, aunque no se conocen demasiado bien las razones.

que es la cromoterapia

Qué es la cromoterapia

La cromoterapia, también usado en centros de belleza donde se emplean otras técnicas como la cavitación o IPL, o uso de los colores para el tratamiento de ciertas dolencias, se enmarca en la llamada «medicina de la energía», es decir, el uso de técnicas que activan o reducen las energías positiva o negativas que envuelven nuestro organismo y fluyen por el.

Y esto no esta desprovisto de lógica, ya que los colores son vibraciones luminosas de una cierta longitud de onda, o sea luz, y la luz es energía. En función de como se utiliza, parece coherente suponer que esta energía luminosa pueda influir en el ser humano.

tipos de colores cromoterapia

Tipos de colores

Aunque cada color tiene sus características peculiares, es posible englobar los colores en dos grupos principales: estimulantes y sedantes. o, dicho de otra forma: colores calientes y colores fríos.

Los colores estimulantes o calientes son: el rojo, el anaranjado y el amarillo; se les considera colores alegres, activos, llenos de energía.

Los colores sedantes o fríos son: el verde, el azul y el violeta; se les considera colores pasivos y estáticos.

El color rojo aumenta la frecuencia cardíaca y la temperatura corporal, estimula y excita; está indicado para depresivos, hipotensos, personas con varices o con estreñimiento. El violeta reduce el estrés, ayuda a relajarse y favorece la autoestima; no conviene a personas con estados depresivos.

El amarillo es vigorizante de la mente y del cuerpo; está indicado para personas tímidas y para quienes realizan una intensa actividad intelectual. El azul mejora la estabilidad emocional y elimina las obsesiones. El verde es sedante y relajante y se usa en situaciones de excitación; es uno de los colores más completos

La felicidad se asocia con los colores amarillo o anaranjado; el rosa es el color de la feminidad tranquila y del bienestar; el azul es el color de la masculinidad; el gris es un color que tranquiliza (dependiendo de su tono), al igual que el azul; el negro se asocia con el dolor, el misterio, la muerte y otras situaciones sombrías; y el blanco es el color de la pureza y de la vida.

aplicaciones cromoterapia

Cómo se aplica la cromoterapia

La cromoterapia se basa en la iluminación general o selectiva del cuerpo humano con luces de colores o luz blanca. El primer paso es elegir el color que parezca más adecuado para un paciente determinado. Una vez elegido, se ilumina la parte del cuerpo afectada con un haz de dicho color, pudiéndose usar también un color complementario.

El paciente recibe el haz, o haces, de luz coloreada durante unos minutos. Al finalizar la exposición, se cubre la zona que acaba de ser iluminada utilizando un paño negro.

Otras formas de cromoterapia requieren la introducción del paciente en un tubo de tela blanca en la que cabe su cuerpo entero. Esta tela no queda adherida a la piel, ya que el tubo tiene una armazón que da forma al conjunto y hace que el paciente quede dentro, como si se hubiera introducido en una tienda de campaña alargada. Una vez dentro, la tela blanca se ilumina con las luces de los colores elegidos, de forma que el paciente se ve envuelto en un mar de luz de distintos colores según sus necesidades terapéuticas.

la cromoterapia

Frecuentemente, esta modalidad de cromoterapia se acompaña con música o ejercicios suaves de reflexoterapia.

Características y propiedades terapéuticas de los colores

A cada uno de los colores se le ha dotado de intención y significado según nuestros parámetros culturales. En el caso del blanco esto es especialmente así, puesto que para algunas culturas orientales, el blanco, que para nosotros es un color alegre y luminoso, en su caso es el color de luto.

Blanco: representa la luz; resulta beneficioso en la mayoría de las situaciones. Es un color que se suele usar siempre que hay indecisión sobre cuál es el color mas indicado para una situación concreta.

Rojo: excita y estimula. Se considera un color caliente y activo, por lo que los expertos aseguran que aumenta la frecuencia cardiaca y la temperatura corporal. La cromoterapia con el color rojo esta indicada en los pacientes que presentan algún componente de depresión, presión arterial baja, problemas de varices, anemia, estreñimiento (dado que activa la movilidad intestinal) o problemas de la vesícula biliar.

todo cromoterapia

Violeta: emocionalmente tranquilo y frío. Mejora el estado de ánimo porque induce a la tranquilidad y la autoestima, relaja, alivia los estados de estrés y nerviosismo; esta contraindicado en los estados depresivos.

Amarillo: feliz, caliente y activo, energizante y vigorizante, no sólo del cuerpo, sino también de la mente. Lo utilizan los estudiantes para mejorar su capacidad de aprendizaje. Es bueno para personas tímidas, poco sociables, aisladas o introvertidas, que deseen adquirir más confianza en si mismas. Esta contraindicado en situaciones de mucha excitación, diarreas o insomnio.

Azul: frío, relajante y refrescante. A pesar de ello, se le considera un color que aporta grandes beneficios a la mente. Elimina obsesiones, mejora la estabilidad emocional, es astringente (puede estar indicado en el colon irritable) y por su poder calmante se utiliza si existen problemas de la piel.

Anaranjado: caliente, estimulante, sin la fuerza del rojo, utilizado en pacientes que tienen contraindicado el uso del rojo. Mejora el tono vital y la actividad respiratoria.

Verde: uno de los colores más completos. Es relajante y sedante, motivas por los que se usa en situaciones de excitación, nerviosismo, angustia, insomnio, dolores crónicos que enervan al paciente y también en problemas emocionales (desengaños amorosos, divorcios, perdida de un ser querido, etc.).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s